Guía para elegir el mejor servicio de gestión de carteras

Cada vez son más populares los contratos de gestión discrecional, en 2021 ya se hablaba de 900.000 personas en España que seguían esta fórmula, y se espera que siga creciendo. Si estás pensando en dejar que un profesional administre tus activos, este artículo puede serte útil e interesante.

¿Qué es la gestión discrecional de carteras?

La gestion discrecional de carteras se trata de un contrato entre el cliente y el banco, o una agencia de valores, en la que se autoriza a un gestor profesional a tomar decisiones sobre comprar y vender activos, dentro de unos parámetros acordados de riesgo asumido. Generalmente, suele tratarse de gestionar fondos de inversión, aunque también puede haber carteras de inversión directa, carteras de planes de pensiones o carteras de fondos cotizados.

Dicho esto, antes de que se produzca la firma de contrato, tu economía será analizada por un asesor financiero que te ayudará a determinar cuál es tu necesidad de liquidez a corto plazo, expectativas de rentabilidad, nivel de aversión al riesgo… De esta manera, podrá recomendarte de forma personalizada cuáles son los mejores pasos que puedes dar a la hora de invertir y cómo hacerlo.

Servicios de la gestión de carteras

Dependiendo del banco con el que hayas contactado los servicios que pueden ofrecerte dentro de la gestión de carteras va a variar. Para hacerlo un poco más concreto os vamos a poner de ejemplo la información que comparte Banca March sobre soluciones de inversión.

Uno de los servicios principales que ofrecen a sus clientes es el asesoramiento, tanto para aquellos que quieran invertir por su cuenta como los que opten por contratar un gestor. Para ello, podemos diferenciar tres tipos de asesoramiento o manejo del patrimonio:

  • Para que puedas invertir por tu cuenta con mayor tranquilidad te ofrecerán toda la información que maneja el equipo de analistas junto con las herramientas necesarias de inversión, para que puedas hacer tus movimientos de forma rápida, sencilla y efectiva en función de cómo esté el mercado.
  • Otra opción es formar parte de la toma de decisiones de las inversiones pero contar con la ayuda de un gestor profesional. A diferencia del caso anterior, contarás de forma directa con recomendaciones de inversión en base a tu perfil de riesgo y, a su vez, contarás con revisiones periódicas de tu cartera para ver cómo puedes optimizar el rendimiento de tu patrimonio.
  • La última opción es poner tu patrimonio en manos de un gestor, lo que viene a ser contar con un servicio de Gestión Discrecional de Carteras. Esto supone que será un profesional experto el que gestione de forma activa tu patrimonio para que pueda alcanzar los objetivos económicos que hayáis acordado. La gestión discrecional de carteras suele incluir también un servicio de monitorización y seguimiento de inversiones, lo que quiere decir que en base a cómo se encuentre en cada momento el mercado estará buscando cuáles son las mejores ideas de inversión, los mejores momentos para vender, el etc.

Una de las ventajas de la Gestión Delegada o Gestión Discrecional de Carteras es que suele permitir que el cliente acceda a un universo más amplio de activos que de forma individual. A su vez, los costes suelen ser más altos cuando se hace de forma individualizada que cuando el gestor puede hacer un movimiento a través de un conjunto de varios fondos de inversión. Es decir, si permites que un gestor se haga cargo de tu patrimonio es muy probable que lo incluya dentro de un conjunto de fondos de inversión que permita acceder a mejores activos, a los cuales de forma individualizada sería imposible o muy difícil poder acceder.

5
5.00 - 1 Voto
Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar