Escrito por Tendenzias

Una sociedad en crisis

El mes de mayo ha sido el mes de la competencia entre los bancos y las inmobiliarias.

Que el sistema financiero tiene un problema de solvencia y liquidez no es una novedad.

Tampoco lo es el hecho de que para un banco, tener cerca de cuatro millones de desempleados una tasa de morosidad creciente y un stock de viviendas vacías equivalente a 9.000 millones de euros significa que el negocio, tal y como se estableció, relación activo-pasivo, no está funcionando.

El colectivo de inmigrantes profesionales que queda en nuestro país no tiene acceso al crédito con los mismos requisitos que los nacionales, las viviendas que pertenecen al stock de la banca son las únicas sobre las que se concede hipotecas, los jóvenes no tienen acceso al mercado laboral y la generación de jubilados, prejubilados de forma anticipada ven desde la barrera con sus pensiones intactas por varios miles de euros al mes, como se desintegra el país emitiendo críticas constantes .

El mes de mayo ha sido el mes en el que comenzamos a hablar de “brotes verdes” cuando conocemos que la inversión en nuevas tecnologías, ecología y productos orgánicos como nuevo modelo de producción eficiente ha disminuído en España un 70% por la crisis.

Se planea un nuevo fondo de rescate para la banca en un momento en el que el déficit público alcanzado amenaza al estado con la deflación y la bancarrota para salvar a los bancos.

Nos preguntamos ¿Cómo es posible que todos los esfuerzos vengan siempre de los ciudadanos?, la disminución de la inversión en energías renovables y desarrollo sustentable nos deja , de nuevo, a la cola de los países de la Unión y es una variable más para quedarnos atrás en este nuevo ciclo que está comenzando.

Muchos problemas estructurales, muchos problemas de base y mucha tensión social acumulada tiene España, veremos a ver qué pasa después del verano, terminada la fiesta hay que recoger… no nos olvidemos

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos