Escrito por Tendenzias

Trabajadores desplazados

Si el trabajador de una empresa va a permanecer destinado fuera de su centro de trabajo durante un periodo continuado superior a nueve meses, las asignaciones para gastos de manutención y estancia se gravan íntegramente por el IRPF.

trabajador desplazado

Para el cómputo de los nueve meses NO hay que descontar el tiempo de vacaciones, enfermedad u otras circunstancias que no impiquen que el trabajador cambie de destino.

Si en un principio NO estaba previsto que su trabajador fuera a estar desplazado más de nueve meses, la empresa le habrá satisfecho el importe de las dietas sin hacer ninguna retención. Pero una vez que se sobre pase el plazo de los nueve meses, la compañía tendrá que regularizar la retención contando desde la primera dieta, haciendo la oportuna liquidación al trabajador, con su correspondiente retención en IRPF. El empleado, por su parte, tendrá que incluir ese importe como un ingreso en su declaración del IRPF.

Si los nueve meses están entre un ejercicio y otro, los imputados al primer ejercicio se consideran sin retención, mientras que sobre los imputables al segundo se efectúa la correspondiente retención.

trabajadora desplazada

Las tarjetas de empresa en los viajes de trabajo

Para gestionar los gastos en los que incurren los empleados por cuenta de la empresa cuando realizan un viaje de trabajo, es muy útil recurrir a una tarjeta de empresa.

Pero para que su uso no sea problemático es imprescindible que las reglas de utilización estén perfectamente claras para el empleado. La recomendación general obvia es que no deben usarse para otra cosa que no sean los gastos previstos en la política de la empresa. Conviene cerciorarse de que todos los gastos de desplazamientos se satisfagan con la tarjeta, porque ello permitirá estar cubierto por las pólizas que las empresas expendedoras de tarjetas tienen contratadas para cubrir riesgos de viaje.

En los últimos años se está extendiendo la costumbre de emitir tarjetas de empresa contra las cuentas corrientes de los propios empleados. Esto requiere una muy eficaz gestión financiera en la empresa para asegurar que los empleados siempre reciben el reembolso de sus gastos en su cuenta antes de que les hayan cargado los gastos de los viajes.

El procedimiento, que es controvertido pero totalmente legal, conlleva varias ventajas para las empresas. Entre las ventajas que tiene, dos de ellas son particularmente interesantes:

  • evita desembolsos anticipados para viajes.
  • garantiza la correcta y puntual gestión de los trámites de reporte de gastos por parte del empleado.

Imágenes: Google

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos