Escrito por Tendenzias

Tarjetas de crédito y tarjetas de débito, sus diferencias

¿Usas la tarjeta de crédito o la de débito? Que diferencias hay entre estas dos tarjetas,alguna son muy importantes para la economía familiar. En Blogeconomista te las contamos.

Cada año se usan y solicitan millones de tarjetas bancarias en todo el  mundo, dentro de las tarjetas bancarias tenemos dos clases principales: las tarjetas de crédito y las de débito.

Tarjetas de crédito y tarjeta de débito

Lo que funciona igual en ambas tarjetas

  • Te sirven para sacar dinero del banco o de los cajeros automáticos, pagar tributos, recargar móvil, consultar el saldo bancario.
  • Ambas te cobrarán comisión si sacas dinero en algún cajero que no es del mismo banco.
  • Puedes usarlas en tiendas
  • Las dos tienen un coste que has de pagar de forma anual de entre unos 20 y 35 €.

Las diferencias entre las tarjetas de crédito y las de debito

Son importantes ya que pueden llevar a contraer deudas, muchas familias han pasado apuros económicos precisamente por las deudas acumuladas en las tarjetas de crédito.

  • Al pagar con la tarjeta de débito el dinero se extrae directamente del saldo en cuenta. Si no hay dinero en cuenta no podrás pagar y la operación de compra vendrá denegada. Lo mismo en los cajeros si quieres sacar dinero con una de débito tendrás que tener saldo en cuenta, solo funcionan si hay saldo en cuenta. Al usar una tarjeta de debito no contraerás deudas, podrás gastar antes o después el dinero que tengas pero al menos no gastarás “el que no tienes”.
  • Al pagar con una tarjeta de crédito, no se restan del saldo de su cuenta en ese momento, la deuda se acumula y cada mes el titular recibirá un extracto mensual que tendrá que pagar. Si lo que has gastado es igual a menor a lo que tienes en cuenta no pagas intereses. Pero si lo que has gastado es más d e lo que tenías en cuenta pagarás intereses.
  • La tarjeta de crédito te permite comprar cosas hasta un importe máximo asignado a la tarjeta aunque no tengas ese dinero en cuenta. Es decir te da opción a crédito que luego tendrás que devolver en un cierto tiempo pagando sus correspondientes intereses.
  • El problema es que si usas la tarjeta de crédito el dinero que dispongas “a cuenta” tendrás que pagarlo si no lo haces la deuda se acumulará, y lo que quizás te parecía fácil de pagar acabe siendo algo que te ahogue. Las tarjetas de crédito se han de usar con moderación ya que es fácil hacer compras y endeudarse y que luego la persona no pueda hacer frente a esas deudas. En este caso estás comprando con un dinero que en realidad no es tuyo sino prestado.
  • Los intereses de las tarjetas de crédito son altos, entre el 20 y el 29 % anual (1.70 a 2,48 de interés mensual), tenlo en cuenta porque te saldrá caro si tienes deudas con las tarjetas de crédito.

 

Las ventajas

La mayoría de las tarjetas de crédito son conocidas en todo el mundo, son una forma de poder pagar sin tener que llevar dinero efectivo encima. Te sirven en cualquier país, puedes sacar dinero de cajeros o pagar en tiendas con total comodidad. En caso de robo se avisa a la central y bloquean la tarjeta.

Las tarjetas de crédito usadas de forma responsable te permite financiar compras y dividirlas en varios pagos. Esto puede ser interesante si necesitas comprar algo y no dispones del dinero, aunque en estos casos suele ser más rentable acudir a las ofertas de muchos establecimientos que te permiten aplazar las compras sin intereses.

Si te ha sido útil el artículo puedes compartirlo en Google+, Facebook o Twitter. Gracias por leer Blogeconomista.com

También te puede interesar

Prestamos rápidos sus inconvenientes

Descuentos a familias numerosas en el Corte Inglés

Fuente|www.clientebancario.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Fotos|1,2,3

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos