Escrito por Tendenzias

¿Por qué siempre debería recurrir una multa?

El sistema no siempre es perfecto, por lo que deberías asegurarte de que la multa es válida antes de pagarla ¿no te parece?

multa velocidad

Hay muchas personas que pagan las multas por defecto, les llegan y con la intención de pagar menos o evitar los recargos, ni si quiera se fijan en los detalles de la multa que podría suponer que pueda ser recurrida con éxito.

En este artículo queremos ofreceros algunos motivos interesantes para reclamar una multan y enseñaros en qué tenéis que fijaros para saber si es una multa que se puede recurrir con éxito. Para ello, también os hablaremos de los diferentes procedimientos a seguir para reclamarla.

Motivos por los que se puede reclamar una multa

El número de multas que se ponen cada día es altísimo pero, como os podéis imaginar, es probable que alguna de esas sanciones no sean completamente válidas pues pueden tener algún defecto de forma, por el plazo, falta de detalles en la sanción, etcétera.

A continuación, os vamos a describir cada uno de estos elementos para que sepáis detectar los errores que os llevarán al éxito de la reclamación:

Exceder el límite de velocidad

Si os han puesto una multa por exceder el límite de velocidad, cuando os entreguen la notificación tiene que ir acompañada de la fotografía del radar que muestre vuestro vehículo y la velocidad a la que estabais circulando. En este caso, tenéis que fijaros que el vehículo que aparece se corresponde al vuestro, que los datos de velocidad que muestra la fotografía son las mismas que refleja la multa y, también tenéis que comprobar los datos sobre el lugar, la fecha y la hora.

Otro detalle que tenéis que preguntaros es si el aparato que os ha fichado es fiable. Un paso más que puedes dar es solicitar el certificado de homologación para comprobar que su funcionamiento es óptimo y que está en regla.

Radar multa

Conducir bajo los efectos del alcohol o las drogas

Si te han multado por conducir bajo los efectos del alcohol o las drogas pero no estás de acuerdo con la sanción, es importante comprobar si hay diferencias entre los datos que ha dado el dispositivo y aquellos que aparecen en la denuncia.

Cuando te hacen la prueba puedes solicitar que te den un ticket con los resultados emitidos por el alcoholímetro, resérvalo y, cuando te llegue la notificación, comprueba que los datos de la denuncia con las cifras aportadas en la prueba. En el caso de que ambos datos no coincidieran, la multa podría ser recurrida con efectividad.

Por otra parte, también se recomienda que se pida el certificado de homologación del alcoholímetro para comprobar que es un dispositivo efectivo y en regla.

Errores en la notificación

A través del tablón digital Testra de la DGT (Dirección General de Tráfico) podéis comprobar si tenéis alguna multa de la que no eráis consciente.

Ahora bien, salvo en el caso de que os hayan intentado entregar dos veces la notificación de una multa por correo certificado y no lo hayan logrado o no hayan encontrado vuestro domicilio, las sanciones que aparezcan en la base de datos de Testra sin que os hayan sido notificadas son multas que podéis recurrir.

Importante, tened en cuenta que aunque no recojáis una multa el procedimiento sigue su curso y la multa será cobrada por Hacienda pero con un recargo de hasta el 20%.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Notificaciones fuera de plazo

Las multas no os pueden llegar a casa en cualquier momento de vuestra vida, hay unos plazos para que se lleven a cabo y si se exceden la multa se puede recurrir.

Normalmente, la notificación de una sanción suele tener un plazo de tres meses; en el caso de que estemos hablando de una sanción grave o muy grave, dicha notificación puede llegar hasta seis meses después pero, si se superan estos plazos la multa puede recurrirse porque ha prescrito.

Otro dato importante a tener en cuenta es que las multas también caducan, si pasa un año entre la comisión de la infracción y el inicio del procedimiento sancionador ya podéis recurrirla.

multa

Procedimiento a seguir

Una vez que ya conocéis cuáles son las razones por las que siempre tienes que leer bien tus sanciones y saber cuándo puedes recurrir una multa, ahora te contamos cuál es el procedimiento a seguir.

Lo más cómodo es contratar a abogados expertos en recurrir multas de tráfico, ellos sabrán qué hacer y cómo rellenar todos los documentos de la forma adecuada, dónde presentarlos y con qué porcentaje de éxito estáis trabajando.

A su vez, muchos seguros comienzan a incluir coberturas en las que os ofrecen un servicio de revisión de multas para poder tener a vuestra disposición los recursos necesarios si queréis recurrirlas, por lo que también se encargarán de llevar a cabo todos los trámites legales.

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);

Recuerda que tienes entre 15 y 20 días naturales, desde que has recibido la notificación, para hacer las alegaciones que consideres necesarias sobre la multa.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos