Escrito por

Perder el empleo

El miedo a perder el empleo se ha puesto de manifiesto a través de una encuesta elaborada por el servicio de estudios de la fundación BBVA, que ha informado que un porcentaje superior al 17% teme por su puesto de trabajo y un 68% considera que el desempleo es el principal escollo para salida de la crisis.

De los encuestados, el 75% indicó que el momento es muy malo para acceder a financiación, hipotecarse o endeudarse de cualquier forma.

Y un 77% siente que la situación es muy mala y consideran periodos superiores a los 2 años para la recuperación un 34% de los encuestados.

Uno de los aspectos más críticos de la situación económica y social del país es la percepción de los españoles de la situación internacional, un porcentaje cercano al 90% considera que España está peor que el resto de los países y sus perspectivas son menores.

Se reclama la intervención del estado en términos del restablecimiento del estado de bienestar y la intervención en el mercado financiero.

Reformas laborales que incentiven la contratación laboral, supervisión y control al sistema financiero e invertir en nuevas tecnologías son las necesidades más requeridas por los ciudadanos como medidas anticrisis urgentes a adoptar en España.

Una interesante encuesta si atendemos a la segmentación de la sociedad española actual:

Existe un colectivo amplio, un 30% de población que están jubiladas o prejubiladas desde la última crisis en 1993 y que perciben prestaciones muy elevadas.

Un colectivo de la generación que tiene entre los 30 y los 45 años que han adoptado medidas alternativas apostando por los nuevos modelos de creación de negocio, por los cambios basados en las nuevas tendencias y por otra forma, más lineal, más sustentable y más rentable a largo plazo y en función de lo bien que se hagan las cosas, qué sin duda es un incentivo.

El colectivo de gente joven, 18 -25 años que no tiene ni acceso ni la intención de intentarlo y que vive a la sombra de un porcentaje importante del primer colectivo, jubilados y pensionistas acomodados.

Y por último el sector más castigado, la inmigración restante y el desempleo del sector servicios no cualificado, quienes viven la realidad más dramática y para quienes las opciones son muy reducidas.

Dentro del contexto de esta segmentación, la encuesta del servicio de estudios del BBVA nos indica que la población activa, los que están inmersos en la crisis y en el merado laboral, considera urgentes cambios estructurales ya.

Sería interesante prestar un poco de atención a la estadística, para variar.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos