Escrito por Tendenzias

¿Para qué sirven las tarjetas de empresa?

Cada vez más compañías ofrecen a sus trabajadores sus propias tarjetas de empresa, pero muchas veces no se conoce su utilidad, ni las ventajas o sus inconvenientes.

tarjetas-empresa

Tipos de tarjeta de empresa

La tarjeta de empresa es una forma fácil y cómoda de pagar los gastos que se generan en relación con la empresa.

Hace unos años, y en algunas empresas se sigue gestionando de igual manera, los trabajadores que tenían gastos de empresa (como puede ser la gasolina o las comidas de negocios) tenían que presentar sus tickets para la facturación empresarial. Ahora, esos pagos podrían realizarse fácilmente a través de una tarjeta.

En este tipo de tarjetas el titular es la empresa y el trabajador es la persona autorizada para poder utilizarla. Hay diferentes modalidades de tarjeta, también en las tarjetas de empresa, como pueden ser de crédito, débito o incluso de prepago:

  • La tarjeta de crédito, o business card classic, es una tarjeta que tiene un límite de crédito mensual con la que el trabajador puede ir pagando los gastos que conlleva su actividad profesional, como pueden ser los desplazamientos.
  • Las tarjetas de prepago, tal y como su nombre indican, son tarjetas que se pueden recargar con un saldo específico para realizar una actividad determinada. Estas tarjetas suelen utilizarse mayoritariamente como una grafiticación para el trabajador, aunque también se utiliza para las dietas de los empleados.
  • Las tarjetas para flotas suelen destinarse únicamente a pagos relacionados con los desplazamientos de los empleados, es decir, para pagar el combustible, los peajes, estacionamientos, etcétera.
  • Las tarjetas virtuales se utilizan para operaciones online que suelen destinarse a suministros para la empresa.
tarjetas empresariales

Ventajas del uso de tarjetas de empresa

Hay todo tipo de ventajas por el uso de tarjetas de empresa, tanto para la empresa como para sus empleados.

Si pensamos en la facturación, y en el caso que antes os comentábamos, el pago con la tarjeta de empresa permite que sea mucho más sencillo tener todos los comprobantes sobre las compras realizadas, por lo que permite que la contabilidad se haga con más rapidez y de forma más sencilla. Aún así, es necesario que se guarden los justificantes de facturas, tickets, etc.

Una ventaja, tanto para el empresario como para el trabajador, es que se puede controlar el nivel de gasto a tiempo real.

Dependiendo del banco con el que se contraten estas tarjetas, tanto empresario como trabajador podrá acceder a todo tipo de descuentos, desde el carburante, a compras online, restauración, etc.

Cuando se contratan las tarjetas de empresa, éstas pueden incorporar diferentes tipos de seguros como seguro de accidentes y asistencia en viaje, seguros de vida, seguros de infidelidad de empleados, entre otros. También ofrecen servicios de reposición de la tarjeta en el extranjero.

tarjetas-de-empresa

En el caso de que se produzca una pérdida de tarjetas es importante anular la tarjeta con prontitud, revisar cuáles han sido los últimos movimientos de la tarjeta y, como recomendación, anotar a qué hora y en qué fecha se ha realizado el aviso. Todo ello se puede hacer online o por teléfono, lo que supone hacer todos estos trámites con rapidez.

Otra de las ventajas que sigue proponiendo este tipo de tarjetas es toda la gestión online que el empresario puede realizar para generar nuevas altas, hacer modificaciones de saldos, transacciones de una cuenta a otra, etcétera. Todo ello hace que la gestión de estas tarjetas sea más sencilla.

Algunos bancos ofrecen un informe detallado sobre los gastos que haya realizado el trabajador y, si lo desea la empresa o el trabajador, desglosará el IVA para que pueda tenerlo todo diferenciado, cómodo para entender y presentar la facturación.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos