ANUNCIO DE CABECERA
Escrito por

Pacto de pobreza

El 19 de diciembre de 2007 se firmaba en España el pacto de pobreza.

Consenso de todos los partidos políticos que además de comprometerse a destinar el 0,7% del PIB a erradicar la pobreza y fomentar el desarrollo, acordaron medidas como cancelación de la deuda externa y poner en marcha planes de desarrollo para los mas vulnerables, dotación del 25% de la ayuda oficial a los servicios sociales básicos.

Hoy, a punto de cumplirse dos años de aquella “fiesta del desarrollo”, suenan las campanas en las iglesias… colectas de la sociedad para salvar al estado.

Domingo de misa, más del 13% de los ciudadanos acuden a misa los domingos para rogar por su desgracia, según las estadísticas el número de asistentes al ritual dominical se ha incrementado en un 100% desde que estalló la crisis.

Cestas llenas de billetes que con esfuerzo se entregan para ver si eso de ser generoso tiene realmente su recompensa.

Día de Cáritas… refugio final para el hambre, la pobreza y los sueños rotos, miles de familias –múltiples y monoparentales- que acuden cada día en peregrinación a comer y dormir.

Hambre y pobreza que se triplica cada mes que pasa.

El pacto de pobreza… sueño utópico de un país que muere, un poco cada día, no ofrece soluciones para tanta miseria.

Familias que, confiando en su país entraron en el trepidante y apasionante juego del crédito, familias a las que el papá protector hoy, ha puesto en la calle con su desidia y su elección libre de proteger a otros.

Familias que no pueden confiar en la seguridad social, su seguridad social, protección social, ayuda social, cobijo social.

Hijos , viviendo la pena, frustración y miseria de sus padres, una deuda kármica- y económica por herencia– que tienen que pagar sin haber pedido venir, llegaron endeudados, para vivir pobres y morir asustados, como sus padres.

Nuestro papá estado se muere; ¿Quien nos protegerá ahora?