Escrito por Tendenzias

Ministro de Trabajo: Un otoño complicado

El ministro de trabajo indicó que debía admitir que las previsiones económicas apuntaban a un otoño “poco positivo” y que aún no se puede hablar de recuperación de la crisis.

El descenso del paro de nuevo durante el mes de julio ha sido uno de los datos más explotados por el gobierno.

Analizando las palabras del ministro de trabajo y la realidad podemos encontrar grandes diferencias.

Estamos en un país en el que existen más de 4 millones de personas desempleadas, un 19% de la población activa, que ha descendido por cierto, está en situación de desempleo.

Desde el mes de junio se han producido tres recortes en la destrucción de empleo, un número cercano a las 80.000 personas, esto significa que se han creado 80.000 nuevas contrataciones, un número bastante pequeño para la tradicional necesidad de cobertura del turismo un mes como agosto.

Se incrementan también los índices de confianza y mejora el consumo.

Sin duda cualquier analista económico podría indicar que, si bien la economía es una de las ciencias con más posibilidades de interpretación, existe una que es de libro de texto, en verano se contrata personal, las familias salen de vacaciones y en busca de días de descanso, el consumo es inherente al ocio, y los ánimos se muestran mas positivos por un tema del aporte energético del sol, aunque ese es material para nuestro blogecologista.

Dejando el paréntesis del verano a parte y deseando que por alguno de esos acontecimientos extraños e inexplicables, la tendencia se mantenga. Que el fracaso del diálogo social, la morosidad existente y potencial, las deudas de las pymes y el déficit público, se vayan corrigiendo “por si solos” y se mantenga la creación de empleo, el consumo y la confianza de las familias.

Ojala sea asi, pero por si no lo fuera, prestemos atención a lo que sabemos:

El paro se situará en 2010 en un 21%
La morosidad alcanzará los 2 dígitos
Las organizaciones no gubernamentales alertan de una crisis social por la demanda de alimentos y ayuda
El Banco de España habla de un “tsunami de morosidad”
El déficit público se incrementa día a día
Los bancos no dejan fluir el crédito mientras recogen ayudas estatales

Y un largo etcétera de indicadores económicos con los que convivimos diariamente y que nos llevan a suponer que un “otoño no demasiado positivo” es un eufemismo de nuestro ministro de trabajo.

Y para enfrentarlo, sigamos las indicaciones de nuestros dirigentes: “arrimar el hombro, trabajar, sumar esfuerzos y entre todos, mejorar la situación”

Mejor no evaluemos en este artículo qué significan esas palabras de viniendo del ministro de trabajo y como indicación sobre lo que “hay que hacer”… estamos en agosto, evaluemos en septiembre.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos