Escrito por

Los beneficios del Supply Chain Finance

El uso de Supply Chain Finance ha crecido exponencialmente en muy poco tiempo y se espera que siga creciendo gracias a los beneficios que aporta para la empresa. En este artículo os contamos con más detalle de qué tipo de soluciones financieras estamos hablando y cómo podéis beneficiaros de ellas.

¿Supply Chain Finance?

Cuando hablamos de Supply Chain Finance (SCF) o Finanzas de la Cadena de Suministro, hacemos referencia a un conjunto de instrumentos financieros y tecnológicos con los que se pretende mejorar y optimizar la cadena de suministro para los socios comerciales que intervienen.

Se aplica a lo largo de todo el proceso de compra, desde el momento en el que se emite la factura de compra hasta que se realiza el pago de la factura. El resultado es la optimización de la gestión del circulante y la liquidez en los procesos de la cadena de suministro, mejorando la conexión entre comprador y proveedor.

Los beneficios del Supply Chain Finance

Las soluciones financieras SCF de BilliB pueden suponer grandes ventajas para las empresas, independientemente del tamaño de las mismas y de si son empresas proveedoras o compradoras, pues ambas pueden utilizar dicha herramienta. A continuación, os mostramos algunas de las ventajas principales que podéis obtener del Supply Chain Finance en vuestra empresa:

Se consigue crear una amplia red de empresas que están unidas entre sí. Esta unión entre compradores y proveedores facilita la interacción entre todos los que forman parte de la cadena de suministro, favoreciendo una comunicación en tiempo real que genere una mayor eficiencia y efectividad, una mayor capacidad resolutiva ante cualquier inconveniente.

A su vez, esa red de empresas permite que, a través del SCF, la contabilidad esté actualizada permanentemente y de forma sencilla. Lo que facilita ver los pagos y las transacciones realizadas con mayor seguridad y facilidad, pudiendo realizar un seguimiento sencillo de los libros de cuentas y reducir la carga de trabajo al departamento financiero.

A esto también tenemos que sumarle la posibilidad de poder disfrutar de los descuentos por pronto pago que se producen y que para muchas empresas que no usan SCF le resultan muy difíciles de conseguir. El SCF consigue que los ciclos de cobros y pagos se realicen de forma ágil y efectiva, obteniendo como resultado un mayor margen de beneficios.Además, aporta mayor flexibilidad en todos estos trámites, consiguiendo una financiación que por otros medios sería inviable y una mejor comunicación/relación con el resto de las empresas de la cadena de suministro.

En definitiva, el uso del SCF logra que se optimicen los beneficios y se rentabilice la liquidez, por lo que la dificultad para poder acceder a un crédito desaparece y se puede financiar con más seguridad las operaciones comerciales sin tener que comprometer los activos de la empresa.