ANUNCIO DE CABECERA
Escrito por Tendenzias

La venta de automóviles sigue bajando en Estados Unidos

General Motors y Ford, las dos automotrices más importantes de Estados Unidos, despacharon 26,7 y 14,9 por ciento menos de vehículos en ese país durante julio. Las ventas de Toyota decrecieron 18,7 por ciento. En General Motors se dijo que la baja es resultado del “difícil ambiente económico estadounidense, los elevados precios de la gasolina” y de “problemas de existencias en algunos segmentos críticos”.

La empresa General Motors reducirá el número de camionetas producidas durante el tercer trimestre en unas 209.000 unidades a la vez que aumentará la de autos en 89.000 unidades.

Por su parte, las ventas de Ford, el otro “gigante” de Detroit, bajaron 14,9 por ciento durante el mes de julio en EE.UU. y se situaron en 161.530 unidades ante la drástica caída de la demanda de todoterrenos y “pickup”, informó el fabricante de automóviles.

Ford dijo que las ventas de todoterrenos (SUV) cayeron un 54 por ciento durante el pasado mes, mientras que las de camionetas se redujeron un 18 por ciento y las de los nuevos “cruzados” CUV disminuyeron un ocho por ciento.

Pero el segundo fabricante de automóviles estadounidense también destacó que las ventas de autos aumentaron un ocho por ciento durante el mismo periodo, con la demanda del Ford Focus un 16 por ciento más elevada que hace un año.

Jim Farley, el vicepresidente de Mercadotecnia y Comunicaciones de Ford, dijo que “Focus sigue sorprendiendo y encantando a los clientes en todo el país, pero la bomba es en Texas donde las ventas de Focus casi se han duplicado”.

Texas es el mercado clásico de grandes “pickup” y todoterrenos cuyo elevado consumo de gasolina se ha convertido en una cruz tanto para los consumidores como los fabricantes de automóviles.

Finalmente, la japonesa Toyota anunció que sus ventas vivieron una acusada caída en julio al vender 197.424 vehículos en el país, un 18,7 por ciento menos que en el mismo periodo del 2007, afirmó hoy la compañía japonesa.

El mayor descenso de las ventas se produjo en la categoría de camionetas -que agrupa todoterrenos (SUV), “pickup”, monovolúmenes, camionetas y furgonetas- donde la división TOYOTA perdió un 32,7 por ciento de las ventas y la división de vehículos de lujo Lexus un 20,3 por ciento.

El presidente de Toyota en Estados Unidos, Jim Lentz, recordó que la compañía ha decidido “acelerar la producción de los modelos de 4 cilindros y rápidamente responder a las condiciones del mercado con la reforma de las plantas estadounidenses y planes para producir el Prius en EE.UU.”.

En la categoría de autos, la demanda de vehículos de la división TOYOTA cayó un 5,4 por ciento en julio y vendió un total de 114.880 unidades. Mientras, Lexus perdió un 27,2 por ciento y se contentó con 13.219 unidades vendidas.

En total, la división Toyota vendió 175.242 unidades mientras que Lexus tuvo una demanda de 13.219 unidades. Los vehículos de más ventas fueron el auto Camry y Camry híbrido, con 42.131 unidades, y el Corolla, con 34.438 unidades.

Fuente: EFE