Escrito por Tendenzias

La hipoteca del estado

El estado español, parche tras parche, utiliza su tarjeta de crédito sin ningún control.

Gasta más de lo que ingresa y la línea de crédito hace tiempo que se terminó.

Una sociedad que no paga más que intereses y que no puede reducir el capital de su deuda porque, literalmente, no tiene ingresos.

El estado firmó una hipoteca que no puede pagar y ésta ha comenzado su vigencia; subidas de impuestos, tabaco, gasolinas y alcohol son los primeros avances de lo que será esta situación.

La siguiente subida de impuestos será la que afecte a los transportes, públicos y privados ya que a mayor precio de las gasolinas mayor repercusión en los precios.

La flexibilidad laboral, la disminución en las cotizaciones a la seguridad social y el incremento del IVA serán las siguientes medidas a tomar para que el estado pueda hacer frente a la hipoteca, una hipoteca que continuarán pagando nuestros hijos y, si esto sigue así, nuestros nietos también.

Las medidas para combatir la crisis no resuelven el problema de fondo un problema para el que la solución es complicada y muy crítica.

Del mismo modo que el sistema financiero debe reestructurarse para adecuar su tamaño a la situación actual, debemos ser conscientes que somos demasiados y con demasiados problemas. No son tiempos de alegrías y dispendios, son tiempos de ahorro, contracción, innovación y emprendimiento.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos