ANUNCIO DE CABECERA
Escrito por

La crisis y los salarios de los directivos

Sobra decir que la crisis económica que hemos vivido y en la que aún estamos inmersos ha afectado a todos los sectores de nuestra economía, así como a todos los trabajadores que formamos parte de ella independientemente del puesto que desempeñemos.

1122-116-I-T4

No obstante, en este artículo pretendo abrir la veda de la reflexión acerca de las cuantiosas retribuciones que perciben los altos cargos de las empresas más importantes de nuestro país.

¿Hasta qué punto está justificado que un directivo se embolse al año cerca de 10 millones de euros? Para la gran mayoría de los españoles esta cifra es inalcanzable así como exagerada, sobre todo teniendo en cuenta tanto el salario medio de los trabajadores como el gran número de parados de nuestro país hoy en día. Parece algo injusto a los ojos de todos.

Sin embargo, citando a Pedro Herráiz, consultor de Signium International España, “siempre que este valor aportado por el directivo sea superior al salario percibido, las retribuciones que estos ejecutivos perciben, por desorbitadas que a ojos de la opinión pública puedan parecer, tendrán su justificación empresarial”; entendiéndose por el valor aportado por el directivo el beneficio obtenido por la empresa a raíz de su contratación.

Otro punto a tener en cuenta en nuestra reflexión es la existencia de muchos otros sueldos desorbitados, incorporando en este grupo los percibidos por futbolistas, pilotos profesionales y a menor escala, artistas, toreros, etcétera.

¿Estaría la retribución de estos profesionales más justificada o más merecida que la de un directivo?