ANUNCIO DE CABECERA
Escrito por

Invenciones laborales

En el desarrollo de su actividad laboral, el trabajador puede llegar a crear algo totalmente novedoso y de relevancia, una invención laboral (Ley 11/1986, de 20 de marzo y RD 2245/1986).

invencion laboral

No existe una definición precisa sobre qué se entiende por una invención laboral, sino que se considera de esta forma aquella que puede ser objeto de patente invención. Una invención es patentable cuando reúne las siguientes características:

– Ser nueva, y que así pudiera considerarla un experto en la materia.

– Ser susceptible de aplicación industrial.

Las invenciones de los trabajadores pueden englobarse en alguna de estas tres clases:

  • Invenciones de servicio

Cuando el contenido primordial del contrato de trabajo es la investigación, estas invenciones constituyen precisamente el objeto del contrato. Por ello, estas invenciones pertenecen al empresario y el trabajador, autor de la invención, no tiene derecho a una remuneración suplementaria por ello, excepto si su aportación personal a la invención y la importancia de la misma para la empresa exceden de manera evidente del contenido del contrato, aunque si esto es así, el trabajador será quien deberá demostrarlo ante los tribunales.

  • Invenciones de explotación o mixtas

Pudiera ocurrir que el trabajador no haya sido contratado para realizar actividades de investigación pero que, debido a los conocimientos adquiridos en la empresa o por la utilización de medios materiales o técnicos de ésta, haya inventado algo. En ese caso, la empresa tiene derecho a asumir la titularidad de la invención o a reservarse un derecho de utilización de la misma pero, en contrapartida, el empleado tiene derecho a una compensación económica justa, fijada en atención a la importancia industrial y comercial del invento y teniendo en cuenta el valor de los medios o conocimientos facilitados por la empresa y las aportaciones propias del trabajador.

invenciones laborales
  • Invenciones libres

Las invenciones que no son de servicio o de explotaciones, se consideran invenciones libres, por lo que pertenecen al trabajador, quien puede patentarlas y explotarlas. Pero la empresa puede reclamar las invenciones que el trabajador trate de patentar dentro del año siguiente al de la finalización de la relación laboral.

Cuando se trate de invenciones de servicio o de explotación, el trabajador está obligado a informar a la empresa  de las mismas. Esta comunicación debe ser por escrito y debe contener todos los datos para posibilitar la solicitud de la patente o explotación del invento contenidos en el RD 2245/1986, reglamento de patentes. Una vez que se le haya realizado esta notificación, la empresa cuenta con un plazo de tres meses para ejercitar esos derechos. Pasado este tiempo, si la invención es mixta, el trabajador tiene plenos derechos sobre la invención. Se ésta es de servicio, el derecho de patente del empresario no tiene límite de tiempo si puede demostrar que le pertenece el invento en virtud del contrato. El trabajdor no tendría derecho a percibir las remuneraciones económicas que la empresa hubiera establecido en estos casos si no cumple con sus obligaciones de información.

Imágenes: Google