ANUNCIO DE CABECERA
Escrito por

Hipotecas, vivienda y reforma fiscal

Analizamos el impacto que tendrá la subida de impuestos propuesta y pendiente de ratificación en los presupuestos generales del estado, sobre la vivienda nueva y usada.

Desde el punto de vista de los compradores, todas las personas que adquieran una vivienda a partir del segundo semestre de 2010 tendrán que pagar un1% más de IVA.

Las viviendas VPO tributan al IVA reducido por lo que este tipo de viviendas queda exento de la reforma fiscal, igual que los alimentos de primera necesidad.

A esto hay que añadir la pérdida de la opción de desgravación por adquisición de vivienda lo que para una hipoteca estándar puede suponer un coste adicional de 2.500 euros por todos los años que se amortice la hipoteca.

Los vendedores también afectados. La persona que venda una vivienda en 2010 y obtenga plusvalías por debajo de 6.000 euros tendrá que tributar un19% mientras que, si las plusvalías son superiores a 6.000 euros deberá tributar a un tramo único del 21%.

Los promotores también se verán afectados por las subidas del IVA lo que, según los análisis, afectará especialmente a la reducción del stock de viviendas sin vender.

Complejo escenario que se perfila para el mercado inmobiliario.