Escrito por Tendenzias

Guarda Legal

El permiso por guarda legal se contempla cuando la empresa tiene un trabajador, sea hombre o mujer, que tenga a su cuidado directo algún menor de seis años o un minusválido físico o psíquico que no desempeñe actividad retribuida (artículo 37.5 del Estatuto de los Trabajadores).

guarda legal

En este caso, el trabajador tiene derecho a una reducción de jornada de trabajo, con la disminución proporcional de su salario, entre un mínimo de un tercio y un máximo de la mitad de la duración de la jornada.

En este supuesto de guarda legal, también se contemplan los trabajadores que precisan encargarse del cuidado directo de un familiar, hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad, que por razones de edad, accidente o enfermedad no pueda valerse por sí mismo y que no desempeñe actividad retribuida.

Un ejmplo de guarda legal podría ser:

La señora Pérez, trabajadora de una empresa, dio a luz el año pasado y tiene una jornada de trabajo partida con horario de 9 de la mañana a 14 horas y de 16 horas a las 18 horas de la tarde. La señora decide solicitar una reducción de jornada para cuidar a su hijo, que consiste en no trabajar por la tarde. La empresa está obligada a concederla. No obstante, se debe reducir el salario de la Señora Pérez de manera proporcional a las horas que deba trabajar.

No obstante, si dos o más trabajadores de la misma empresa solicitan el permiso a causa de la misma persona, el empresario puede limitar el ejercicio simultáneo del derecho de guarda legal por razones justificadas de funcionamiento de la empresa.

guarda legal

Ejemplo de denegación de un permiso por guarda legal

Entre los trabajadores de una misma empresa, hay dos hermanos y ambos trabajan en el departamento financiero. Por enfermedad grave del padre, que no puede valerse por sí mismo y no realiza ninguna actividad retribuida, ambos solicitan a la vez una reducción de jornada para atenderle. Si la empresa considera que puede afectar al funcionamiento del departamento, puede limitar el derecho a un solo de sus trabajadores.

Por otro lado, si hay discrepancias entre la empresa y el empleado respecto a la concreción horaria y periodo de disfrute del permiso por guarda legal, el trabajador cuenta con un cauce legal específico que se tramita con carácter de urgencia y preferencia.

Consiste interponer una demanda al el Juzgado de lo Social, que se tramitará sumariamente y cuya sentencia no es recurrible. Si se quiere evitar litigios, la empresa debe ser flexible y llegar a un acuerdo con el trabajador. Por ejemplo: contratar a un trabajador a tiempo parcial para suplir las horas vacantes.

Imágenes: Google

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos