ANUNCIO DE CABECERA
Escrito por

Formación continua

La formación continua en la empresa no es ningún lujo. La empresa no tiene en sus objetivos prioritarios la formación de sus trabajadores.

formacion continua

Las empresas, en general, piensan que los cursos y seminarios no han servido para nada debido a que las actividades formativas que se llevaron a cabo en la emprea no fueron las más adecuadas.

En cualquier caso, es un hecho indiscutible que para que una empresa obtenga buenos resultados a largo plazo y sea competitiva no puede pasar por alto la cualificación y capacitación de los trabajadores.

La formación permite corregir las deficiencias de los empleados y preparar la empresa para el futuro. Además bien planteada, la formación continua es un factor de motivación muy interesante para los trabajadores, y puede resultar más económica de lo que la empresa pensaba.

Beneficios de la formación continua en la empresa

Cuantos menos puntos débiles tengan los trabajadores, mayor será su rendimiento en el trabajo, lo que en último término beneficia a la empresa. Por lo tanto, tener unos empleados bien formados debería ser un objetivo fundamental en cualquier empresa.

A la hora de comenzar a pensar en la formación de los empleados, un ejemplo de por dónde podría empezar la empresa sería corregir las lagunas de conocimientos que existen en los departamentos técnicos sobre temas comerciales o de gestión.

Es frecuente que algunos de estos trabajadores no conozcan bien los servicios que presta la empresa, por lo que no pueden asesorar correctamente a los clientes, lo que lleva a perder oportunidades de conseguir ventas.

También la empresa puede observar si hay empleados que no dominan ciertas metodologías de trabajo o si hay otros que , por ejemplo, carecen de las habilidades sociales necesarias para hablar en público o negociar.formacion continua

La formación continua beneficia a todos

La formación continua no solo beneficia a los propios empleados y a la empresa. Los cursos de formación continua benefician a los clientes.

Al directivo le beneficia descargándole trabajo gracias a unos trabajadores más competentes, independientes y activos y concentrarse en las tareas de estrategia. Además, se beneficia la empresa, aumentando su competitividad. Asimismo, la productividad será mayor, existirá un ánimo innovador, proporcionará una buena imagen de la empresa.

También beneficia a los empleados, respondiendo mejor a las nuevas demandas. Además, se promoverá su desarrollo profesional, acumularán nuevas experiencas y desarrollarán nuevas propuestas e ideas, se sentirán valorados y motivados, aumentará su “empleabilidad” (capacidad potencial para acceder a otros empleos en el mercado laboral).

Los clientes recibirán un mejor asesoramiento, obtendrán continuamente productos y servicios nuevos y mejorados, sabrán que están trabajando con un “socio” actualizado y contarán con un proveedor que actualiza las capacidades de sus empleados.

loadInifniteAdd(44636);

Imágenes: Google