Escrito por Tendenzias

Fin del estado de bienestar

Toda la prensa se ha hecho eco del aumento de mil afiliados nuevos extranjeros más a la Seguridad Social.

 

Este puede parecer un buen dato dado que lleva a pensar que el mercado laboral, cuando menos, ha dejado de destruir empleos. Pero esta información no es así en absoluto.

Entre el régimen general y autónomos se han perdido 116.000 afiliados  en un solo mes, el 1,13% de los afiliados a la seguridad social. Esto significa que en 30 días se han destruido 116.000 puestos de trabajo o ha caído la productividad de 116.000 autónomos.

 

Estos datos son para entrar en pánico. El incremento en la cifra de desempleo ya vaticinaba malos datos, pero los datos relativos a la disminución en la cotización de la Seguridad Social aún no se han comentado en las notas de los medios de comunicación.

 

Parece que el plan del gobierno que debía comenzar a arrojar datos positivos del mercado laboral en el mes de marzo no está funcionando en absoluto.

 

Por otra parte, el  incremento de los 1.000 afiliados más extranjeros proviene de la comparación por nacionalidades del total de contratos en altas. Esta información no es relevante en absoluto para evaluar la situación de las arcas de  Seguridad Social.

 

Fernández Ordóñez vuelve a hacer hincapié  en la necesidad de reformar el sistema actual de la Seguridad Social.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

 

Hay que revisar el Pacto de Toledo y posiblemente optar por un sistema mixto.

 

Mientras, Corbacho vuelve a resaltar que los incrementos en prestaciones, en el caso de realizarlos tienen que ser con cargo a las Comunidades Autónomas.   

 

Las autonomías no tienen capacidad financiera para afrontar un año más de desempleo, sobre todo Andalucía que cuenta ya con más de un millón de parados. Si bien los datos de desempleo en la Comunidad Andaluza siempre arrojan datos elevados, por otros conceptos.

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);

 

Este tipo de decisiones no se pueden dejar aparcadas para ver como evoluciona la situación global.

 

El estado de bienestar puede estar llegando a su fin si no se toman las medidas adecuadas a corto plazo. La primera medida: generar empleo estable y duradero, pero claro, para eso se necesita derivar los recursos hacia esa área en lugar de seguir inyectando liquidez a los bancos para mantener su poder.

 

A este ritmo de destrucción de afiliaciones el sistema puede provocar un colapso importante antes de final de año y tal y como están los ánimos y la situación económica de un número importante de personas y familias,  la destrucción masiva del sistema de pensiones públicas puede llegar a ser la “gota que colme el vaso” de la paciencia de los ciudadanos.

loadInifniteAdd(infinite_adv_3);

 

Estemos atentos.

 

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos