Escrito por Tendenzias

Día del trabajo

“El 1° de mayo de 1886, 200.000 trabajadores iniciaron la huelga en Chicago para defender los derechos de los trabajadores que eran tratados como esclavos”.

Esta es la frase con la que las reseñas históricas comienzan los relatos de lo que sucedió el 1 de mayo de 1886 y que se conmemora cada año.

Este 1 de Mayo pasará a la historia no como el día del trabajo, sino como el día del desempleado. El año en el que los dirigentes, los sindicatos y la banca se vendieron, perdiendo el norte, la esencia y su razón de existir por unos cuantos Euros.

 

Esperemos, que esto se recuerde en el colectivo generacional, para actuar en consecuencia en ciclos futuros.

 

Es una lástima que los hechos del pasado, las reivindicaciones que costaron la vida a unas cuantas personas en la lucha por mejorar la calidad de vida, hayan quedado nuevamente en nada gracias a la especulación, y las clases políticas que día a día se salvan a si mismos desde sus sillones dándose caprichos con sus sueldos de ricos mientras la ciudadanía se queda sin trabajo, sin pensiones y sin viviendas.

 

Los derechos de los ciudadano contemplados en la Constitución Española son solo papel mojado para una izquierda que no conoce las bases de las políticas que militan y una derecha heredera de terratenientes acostumbrada a hacer lo que quiere sin medir las consecuencias.

 

Y, en medio, los trabajadores, las madres, los hombres, mujeres y niños que se quedan día a día sin nada y, sin salida, sentándose a esperar y dejando en manos de la providencia, el futuro o las pandemias,  sus proyectos de vida.

 

Pero no pasa nada, ahora estamos en el puente de mayo, antesala de las vacaciones de verano y siempre nos quedará el fútbol y los programas del corazón… Pan y circo, nuevamente para una sociedad a la que le pusieron el progreso y el desarrollo tan cerca que casi pudo tocarlo pero que, como siempre, se quedó con las ganas.

 

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos