Escrito por Tendenzias

Cajas de Ahorros

La reestructuración de sistema financiero, el plan de rescate de ordenación bancaria y las fusiones y alianzas estratégicas, son  en la actualidad, las claves para reactivar el sector financiero sin las que  la salida de la crisis no parece muy viable.

 Excesivo tamaño, activos deteriorados, capitales desaprovechados, falta de solvencia y liquidez, son algunos de los problemas que han llevado al sistema financiero al proceso de reestructuración en el que están inmersos.

Intereses políticos, económicos y polémica son los obstáculos que está encontrando la Confederación Española de Cajas de Ahorros para llevar a cabo la reestructuración y ordenación el sistema financiero.

La polémica está servida, un grupo de cajas de ahorros de tamaño medio no quieren formar parte del plan de reestructuración bancaria.

Cajastur, Cajamurcia, Caja Navarra o Caja Burgos han manifestado su rechazo a fusionarse.

Los argumentos para la negativa parten de sus índices de solvencia, bastante sanos, su presencia limitada dentro del territorio nacional,  así como su ausencia de participación en el accionariado de grandes empresas, son las razones que han argumentado las cajas de ahorros, para negarse a un plan de fusiones.

Parece que el problema fundamental radica en que las cajas de ahorros, poseen una fuerte concentración de intereses políticos y económicos y no quieren perder su autonomía.

En cuanto a las cajas catalanas la regulación parece estar siendo más ordenada y desde la Generalitat el presidente solicitó paciencia con el proceso de integración de las cajas ya que según informó,  serán capaces de encontrar la mejor solución a la crisis actual y el mejor escenario en términos de solvencia, liquidez y tamaño.

Parece que la polémica sobre la reestructuración de las cajas de ahorros será un tema que dará mucho para hablar.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos