ANUNCIO DE CABECERA
Escrito por

Brotes verdes

(Tercera parte)

Más del 80% de los asesores financieros no quieren ni oír hablar de brotes verdes en la economía española, y no son los únicos, multitud de expertos y economistas aventuran que la situación que se vive en España atiende a una precrisis.

Parece que lo peor aún no se ha manifestado y que vendrá de la mano de la destrucción de empleo constante y masivo que incrementará los índices de morosidad y el riesgo de una crisis social inminente si no se toman medidas correctoras.

El 70% de los profesionales consultados indica que la crisis continuará después de 2010 y considera la situación española muy mala y con probabilidades muy altas de empeorar.

En términos de brotes verdes y, analizados individualmente,  los datos son muy negativos, así tenemos:

El empleo: La destrucción del tejido laboral español será brutal y desconocida a partir del último trimestre de 2009 y continuará con esta tendencia, al menos, todo el año 2010. La preocupación más constante se centra en los desempleados con riesgo de enquistarse en esa situación, trabajadores de sectores muy concretos y con bajos niveles de preparación para enfrentarse a nuevos modelos productivos.

La morosidad: Íntima amiga del desempleo amenazada además, por la finalización de las prestaciones por desempleo que, en la actualidad, ya tiene a más de 1,5 millón de personas sin percibir prestación alguna.

Embargos y desahucios: Sin duda el incremento será muy fuerte y la amenaza de una crisis social ante esta situación comienza a perfilarse como altamente probable.

Falta de financiación: Continuará afectando a gran parte del tejido empresarial, lo que merma considerablemente las posibilidades de una recuperación en términos de producción, mantenimiento de empleo y competitividad.

Y el déficit público, cuyas cifras apuntan a deudas que tardarán más de 40 años en ser saldadas. Un déficit público que continúa su tendencia al alza situándose en el 10% del Producto Interior Bruto y que está obligado por la Unión Europea a situarse en el 3% antes de 2012, algo que en el escenario actual ,es absolutamente inviable.

Si a todos estos datos le añadimos la urgente necesidad de realizar una reforma laboral que contemple rebajas en los salarios, disminución de la aportación del empresario a la seguridad social, despido barato y subidas de impuestos, no es difícil llegar a la conclusión de que nuestros tan queridos y ansiados Brotes Verdes se quedaron en un sueño utópico de los dirigentes del país.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos